Poke Bowl de atún, algas y aguacate

El Poke Bowl es un plato típico de la isla de Hawái que se ha expandido por el mundo gracias a su versatilidad al momento de elaborarlo.

El nombre Poke, que significa troceado en el idioma hawaiano, surge como una alternativa de fácil y rápida preparación para la alimentación de los pescadores mientras estaban en sus jornadas de pesca en alta mar.

En la época de las migraciones masificadas desde el oriente del mundo el Poke fue influenciado por la cultura japonesa. En muchas ocasiones se le describe como un sushi en forma de ensalada. Adjudicándole incluso, que su base principal es el arroz. 

Poke Bowl es un plato compuesto básicamente de pescado crudo troceado, macerado con aceite y semillas de sésamo, acompañado de algas y aguacates. Sin embargo, con el paso del tiempo sus ingredientes se han ido modificando. Hoy día el Poke es preparado de manera personalizada, con combinaciones variadas de distintos ingredientes entre hortalizas, verduras, vegetales, frutas y arroz.

El Poke es considerado un superalimento por su alto contenido de nutrientes y su poca o nada contraindicación de su consumo para la salud de nuestro organismo. 

Beneficios del Poke Bowl de atún, algas y aguacate

  • El Poke Bowl de atún, algas y aguacate es la fórmula considerada como un superalimento. Los ingredientes que la componen y su forma de prepararse la caracterizan como tal. Entre los beneficios que nos aportan tenemos:

    • Reducción de los riesgos de enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares. El atún es un alimento proteico alto en grasas omega 3 que mantiene el corazón saludable, reduce el colesterol y triglicéridos y controla la presión arterial.
    • El atún también contiene aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para regenerar las células y el tejido de la masa muscular.
    • Las algas contienen mucha agua y minerales que aportan a nuestro cuerpo efectos antioxidantes, antiinflamatorios y neuro protectores. 
    • Consumir algas nos proporciona 10 veces más calcio que la leche.
    • Las sustancias contenidas en las algas coadyuvan al cuerpo a controlar el desarrollo de enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes, ya que tienen un efecto regenerador en las células.
    • Las algas contienen hierro, yodo, vitaminas A, C, D, E, fósforo y potasio y tienen la capacidad de absorber las toxinas de nuestro organismo.
    • Además, el consumo de algas en las comidas facilita la digestión y la absorción de nutrientes.
    • El aguacate tiene una fuente de potasio y fibra que aportan vitalidad al organismo. 
    • Además, es considerado como un anticancerígeno natural por el contenido de ácido oleico que contiene su grasa. 

    El Poke Bowl originario es un plato que no tiene desperdicio. Desde la proteína hasta su aderezo a base de semillas y aceite de ajonjolí tienen propiedades beneficiosas para el organismo. 

    El Poke es un alimento completo y equilibrado y una de sus características más atractivas es la infinidad de combinación de sabores y colorida presentación. Es una alternativa alimenticia sana que se ha ganado la confianza de los expertos gastronómicos y  de los consumidores posicionándose como uno de los platos más populares.

Ingredientes del poke de atún, algas y aguacate

  • Atún fresco 300 g
  • Alga wakame seca 6 g
  • Alga hijiki seca 4 g
  • Cebolleta pequeña
  • Cebollino 
  • Aguacate pequeño o medio grande
  • Semillas de sésamo negro y/o blanco 10 ml
  • Salsa de soja baja en sal 10 ml
  • Aceite de sésamo (opcional) 2 ml
  • Chile seco al gusto
  • Zumo de limón o lima
  • Sal una pizca
Poke bowl de atun, algas y aguacate

Preparación del poke de atún, algas y aguacate

Descongelamos el atún  la noche de antes en la parte menos fría de la nevera. Cortamos el atún en dados de tamaño pequeño.

Rehidratamos las algas wakame y las hijiki en agua caliente, unos 5-10 minutos. Las escurrimos y las picamos. Lavamos y picamos la cebolleta muy fina y el cebollino. Luego, cortamos en gajos el aguacate. 

Mezclamos en un plato o fuente el pescado con la cebolleta, el cebollino, las algas, la salsa de soja y el aceite de sésamo.

Lo presentamos en un cuenco y añadimos a gusto el aguacate, podemos añadir zumo de limón o lima, aliñamos con cayena y sal.

Cerrar menú